Más vitalidad

¿Haz observado cómo estás respirando? ¿Tu respiración es superficial o profunda?

Si respiramos profundamente, rara vez sentiremos cansancio o padeceremos de depresión. Por el contrario, sentiremos una onda de energía que recorre todo nuestro cuerpo. Cuando hacemos ejercicios para la armonización de la respiración, movilizamos nuestro cuerpo y empezamos a sentirlo y nos sentiremos integrados.


Ejercicio:

Haz una pausa para respirar.
Sentado en una silla firme, reclínate hacia atrás, levanta los brazos y respira profundamente varias veces. Emite un sonido “ah” constante con voz normal mientras sigues el segundero de un reloj.

Si no puedes mantener el sonido durante 20 seg al menos, entonces tienes una dificultad respiratoria.

Para mejorar la respiración, repite este ejercicio regularmente siempre que puedas y estés sentado. Trata de extender el tiempo en que sostienes el sonido “ah”. Este tipo de respiración moviliza los músculos contraídos del pecho, permitiéndoles relajarse.

Variación del ejercicio:
También puedes hacer este ejercicio contando en voz alta y con un ritmo parejo. El acto de emitir la voz de forma continuada requiere una espiración sostenida.

Al espirar más plenamente, se inspirará de forma más profunda.

Nota: Puedes sentir que te falta el aliento. No es peligroso, tu cuerpo está reaccionando respirando intensamente para reabastecer el oxígeno en la sangre.

¿Disfruta de tu derecho a la vida!

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>